martes, 23 de octubre de 2007

2001: ¿509 AÑOS DE TERROR?

Hace 509 años las naves supuestamente descubridoras iniciaron la invasión de lo que luego bautizarían como América. El objetivo a lograr es muy preciso: territorios poblados, riquezas natrales y productos altamente rentables. Y para ello debían someter a los nativos que se inclinarían por defender lo que les pertenecía. La orden fue clara y terminante: saquear y despojar a quienes ni siquiera llegan a la condición de gente. A los civilizados y cultos europeos les corresponde crear e inventar este continente donde, materialmente, no había nada. Y lo que se encontró, con apariencia de gente, nada tenían que ver con la especie. Estaba más cerca de los animales y por ello, y por no creer ni venerar al Dios verdadero y único, se dispuso su aniquilamiento y exterminio.

Pasan de 70 millones los nativos masacrados por el terror inglés, español y portugués. En Norteamérica el invasor se dispuso a arrancar las etnias de raíz. En Latinoamérica hubo alguna “moderación” y simplemente se asesinó a todo aquel que no se sometía ni se convertía a la nueva fe. Allí comenzó un ciclo de asesinatos que aumentará con los millones de negros que se trajeron para que con su esclavitud y su muerte aliviaran el dolor y las penas del nativo. Y hay quien por tan detestable propuesta festejan a Las Casas. Luego vendrán los sacrificios y crímenes independentistas, republicanos, dictatoriales, democráticos y los tantas veces nombrados revolucionarios. Desde el 12 de octubre de 1492 quedó establecida la violencia clasista en este continente.


Los mal llamados descubridores comenzaron por sentirse y considerarse dueños de territorios, hombres y frutos. Y realizaron su prédica descubricionista sin atender a los lineamientos históricos que no dan espacio a descubrimiento de sociedades. Los hombres no se descubren, se conocen en sus acciones o en su conformación psicosomática. No hay entonces sociedades cubiertas ni descubiertas. Simplemente hay sociedades. Y el hombre nunca se ha planteado ni se plantea descubrir no a otro. Nadie descubre a Nadie. Pero los imperios en su momento quisieron obviar esta realidad. Para ellos era esencial prestarse como descubridores porque esto les autorizaba a ser dueños y señores de todo lo existente.

Es lo mismo que ocurre hoy, 509 años después, cuando los imperios deciden acabar el terrorismo propio de un Estado que tiene en la violencia el elemento fundamental para la organización de la sociedad y para la creación de conciencia a nivel de supeditado, humillado e inferior. Ayer fue el “choque de dos mundos”, dos ‘culturas o civilizaciones’. El bien del descubrimiento contra el mal del salvajismo y el atraso. Entonces y ahora estaremos ante el triunfo de las causas que tienen la capacidad y proyección necesarios para enfrentar todos los asaltos, crímenes y exterminios. Sancho,

10 de octubre del 2001
Publicado en Últimas Noticias

2 comentarios:

Oswaldo Pacheco dijo...

Reciban un afectuoso saludo a todos los que hacen posible esta iniciativa, creo que tomar conciencia de la historia de nuestros pueblos, de lo que fuimos, lo que somos y lo mas importante para donde debemos ir es una empresa importante, nada facil parece pero tremendamente trascendente.
Mis felicitaciones y mi apoyo para este blog.

"NADIE DESCUBRE A NADIE"

Kim Basinguer dijo...

Y a pesar de los años que han pasado, los llamados "seres humanos" sseguimos haciendo las mismas cosas: robar y asesinar a otros pueblos.